Pronóstico: tras el fin de la ola de calor, la inestabilidad cobra protagonismo

La probabilidad de lluvias con mejoramientos temporarios seguirá latente hasta el viernes. Se notará el descenso de la temperatura, sobre todo por la nubosidad, pero los registros máximos persistirán por encima de los 30 grados.

Para hoy se prevé tiempo variable en el centro del país, con nubosidad y desarrollo de chaparrones y algunas tormentas. El viento estará soplando del sector este/noreste, aportando aire húmedo.

El Servicio Meteorológico Nacional mantiene vigente una alerta amarilla por tormentas para el centro y norte de Entre Ríos, además de otras provincias, como se observa en el mapa.

El área será afectada durante esta jornada, sobre todo a la tarde, «por tormentas de variada intensidad, pudiendo ser algunas localmente fuertes. Las mismas estarán acompañadas de intensas ráfagas, ocasional caída de granizo, fuerte actividad eléctrica y abundante caída de agua en cortos períodos”, informó el SMN. Y agregó que “se esperan valores de precipitación acumulada entre 20 y 40 mm, pudiendo ser superados en forma puntual”.

La inestabilidad
Se prevé que los registros térmicos tendrán un descenso respecto a las jornadas precedentes. Así lo ratificó a Elonce el meteorólogo Alejandro Gómez, quien brindó detalles del pronóstico para las jornadas venideras.

Dijo que en esta jornada la inestabilidad se irá extendiendo por toda la provincia.

Tras un mejoramiento temporario se espera para “el jueves a la tarde una nueva etapa de inestabilidad, luego otro mejoramiento temporario y, entre viernes a la noche y sábado a la mañana, nuevamente una etapa probable de inestabilidad”

«Ninguna de las situaciones muestran una condición de alta inestabilidad, pero sí una recurrencia de la misma con cobertura nubosa”, manifestó Gómez. Y confirmó que “no se daría un gran descenso, pero la baja en las temperaturas se haría sentir porque las máximas no superarían los 31 o 32 grados”. Además, “el viernes, posiblemente entre un poco de aire fresco, con viento del sudeste, que también llevaría los registros térmicos a valores un poco más bajos”.

¿Y la próxima semana?
El meteorólogo adelantó que “se ven situaciones de abundante nubosidad hacia la semana que viene, por lo que las temperaturas no ascenderían demasiado, pero tampoco se ve una entrada de aire fresco contundente por lo menos hasta el 23 de marzo”.

De ahí en adelante “es posible que entre algún frente un poco más importante. Si hacia fines de marzo las temperaturas volviesen a aumentar ya no llegarían al nivel de estos días, porque hay menos horas de radiación solar y el sol incide más oblicuamente”, cerró Gómez en diálogo con Elonce.

Fuente: El Once

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *